Todo lo que debes saber sobre la matrícula inmobiliaria

09 diciembre 2019

banner
Solicite aquí su Certificado

de Tradición y Libertad

Así como cada ciudadano tiene su propio documento de identidad que los diferencia de los demás, los inmuebles también poseen un número de identificación único al que se le conoce como “matrícula inmobiliaria”. A nivel legal, se define como el número que identifica a cada predio en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos.

En resumen, el número de matrícula inmobiliaria es un código alfanumérico o complejo numeral. Este se forma tomando en cuenta el orden en que cada solicitud llegue a cada oficina y la sucesión en que se vaya desarrollando el registro.

¿Qué información incluye?

Principalmente, posee un número de folio y, además de ello, una matrícula inmobiliaria contiene la siguiente información:

Un conjunto de dígitos cuya finalidad es identificar la oficina de registro, el departamento y el municipio, corregimiento o vereda de la ubicación del bien inmueble o predio.

La identificación de reconocimiento predial, si aplica en el municipio en concreto. También puede ser una cédula catastral.

Información general sobre el inmueble. Esto puede incluir: si es urbano o rural, su número, nombre o dirección, descripción de acuerdo a sus linderos, perímetro, cabida, datos del acto administrativo y plano donde estén contenidos los linderos, su actualización o modificación y demás elementos de identificación que puedan obtenerse.

Naturaleza jurídica de los actos sometidos a registro. De esta manera, se muestra si se trata de tradición, gravámenes, limitaciones y afectaciones, medidas cautelares, tenencia, falsa tradición, cancelaciones, entre otros.

¿Cómo se puede obtener?

Si necesitas obtener el número de folio de matrícula inmobiliaria de un predio que esté a tu nombre o de un tercero, puedes hacerlo de las tres formas que describiremos debajo:

1. Usando otro documento:

Esta es una manera muy sencilla de conocer su número de matrícula inmobiliaria y consiste en verificar esta serie de dígitos en los documentos que lo contienen, entre ellos están el Certificado de Tradición y Libertad del inmueble; así como también las escrituras o documentos de propiedad del mismo. El acceso a estos documentos facilita enormemente la adquisición del número de matrícula pero, si no se tienen a la mano, entonces se puede recurrir a cualquiera de los otros dos métodos.

2. De forma presencial

Solicitar el número de matrícula inmobiliaria de forma presencial es, por mucho, la forma más común y conocida de hacerlo. Para ello, debes acudir Oficina de Registro de Instrumentos Públicos y proceder a abrir la solicitud. El único inconveniente con este procedimiento es que solo se puede iniciar el proceso en el horario en el que trabaje en ente municipal, es decir, de lunes a viernes de acuerdo a su hora de apertura y cierre.

3. Por Internet

La Superintendencia de Notariado y Registro (SNR), con la finalidad de simplificar los trámites y hacerlos más accesibles para los interesados, habilitó la opción gratuita de la Consulta de Índice de Propietarios. Esta entró en vigencia a partir del 7 de junio de 2019 y, en ella, se les permite a los usuarios encontrar el número de matrícula inmobiliaria.

Es una manera simple en la que puede consultarse en línea esta información. Lo único que necesitas hacer es acceder a la página https://www.certificadotradicionylibertad.com. Del mismo modo, existen las “máquinas agilizadoras” dispuestas en algunas Oficinas de Registro de Instrumentos Públicos que pueden ser empleadas para, como su nombre lo indica, agilizar el proceso.

Una ventaja de este método es que puede ejecutarse en cualquier momento ya que la plataforma no posee límites de horarios. Si pretende usarla, es muy importante saber el número de cédula, la cédula de extranjería o el Número de Identificación Tributaria (NIT) de la persona a nombre de quien esté registrado el predio; ya que estos son los datos que exige la página para proporcionarle dicho código.

¿A qué se refieren con matrícula inmobiliaria abierta o en calificación?

Ambos términos tienen que ver con el estatus del documento. De acuerdo las leyes de trámites legales, un folio de matrícula catalogado como “abierto” solo permitirá la inscripción de cualquier acto sujeto a registro, con la expresa autorización del Incoder o quien haga sus veces, o la cita de la ley que así lo autorice.

Por otro lado, cuando se habla de “matrícula inmobiliaria en calificación” se hace mención a la parte del procedimiento en el que el bien está siendo evaluado antes de dictaminar la constancia de haber sido ejecutado.

¿Por qué es necesaria?

Cuando se adquiere un inmueble, éste debe cumplir con ciertos requisitos jurídicos para que la transacción sea válida y no cause problemas en el futuro. En este sentido, su registro pasa a ser una parte muy relevante de ello. Una matrícula inmobiliaria se asigna con el fin de que cualquier persona pueda tener conocimiento de la situación jurídica de un predio.

De este modo, tenemos que, en el caso más habitual por el que un interesado desea conocer la matrícula inmobiliaria de una propiedad, este lo necesita para obtener el Certificado de Tradición y Libertad; siendo esto una especie de título con información actual y de antecedentes sobre el estatus jurídico de ella, datos que deben estar detallados de forma exacta y detallada.

Indiferentemente de que solicite este documento por vía electrónica o en una Oficina de Registro de Instrumentos Públicos, es siempre obligatorio presentar el número de matrícula inmobiliaria para que se pueda procesar la solicitud. Una vez lo tenga, puede proceder a solicitar su Certificado de Tradición y Libertad a través de sus diversos canales de adquisición, como la página web: https://www.certificadotradicionylibertad.com/, en la cual puede obtenerlo fácil y rápidamente en el formato más conveniente para usted.