¿Cómo saber si una propiedad usada es apta para comprar?

09 diciembre 2019

banner
Solicite aquí su Certificado

de Tradición y Libertad

Muchas personas sueñan con adquirir una vivienda adecuada; sin embargo, cuando están frente a ella, pueden olvidar prestarle atención a los detalles más importantes. Si bien es cierto, antes de comprar una casa o apartamento, se deben estudiar sus condiciones en cuanto a infraestructura, tuberías, servicios, ubicación, entre otros; pero también existe un conjunto de aspectos legales que se deben tener en cuenta para evitar fraudes, estafas y malas experiencias.

Entre ellos tenemos los siguientes:

1. Propietario

Este es uno de los factores más importantes al momento de adquirir una casa o apartamento. Es de extrema relevancia asegurarse que quien está vendiendo es el propietario real y legal de la vivienda.

En muchos casos sucede que hay más de un firmante en las escrituras, es decir, que la propiedad pertenece a más de un solo dueño. Por lo tanto, se debe contar con la autorización de cada uno de ellos antes de llevar a cabo cualquier proceso.

2. Documentos

Podría considerarse el paso principal de toda compra. Acá, es mandatorio revisar detalladamente todos los documentos que posee el inmueble e, incluso, se puede solicitar un análisis de los títulos de la propiedad con el propósito de descubrir si no posee gravámenes o impuestos pendientes.

Para descargar el certificado de tradición y libertad de Inmuebles, se puede visitar esta página web: https://www.certificadotradicionylibertad.com/ la cual brinda servicios de comprar el certificado y permite recibirlo de forma inmediata, disponible para su descarga en formato PDF.

3. Contraste

Mientras se examinan los documentos, es igualmente significante el contrastar la información dispuesta en las escrituras con la que se puede observar a simple vista. Por ejemplo, se debe verificar si el inmueble está realmente situado en el lugar que menciona su título.

Puede suceder que, en alguna oportunidad, se haya cambiado el nombre de una calle o localidad. Pero, siempre existe la posibilidad de dirigirse a la delegación oportuna y solicitar los archivos anteriores para poder asegurarse de si el nombre anterior coincide con lo descrito.

4. Pagos correspondientes

Otro aspecto de gran relevancia es los pagos relacionados a los servicios públicos, la administración y los impuestos. Todos los tributos o cuotas tributarias deben ser debidamente cancelados antes de cerrar una negociación y firmar las nuevas escrituras o la transacción no podrá ser llevada a cabo.

Es muy importante exigir una relación de los adeudos por embargos o créditos hipotecarios para confirmar si hay existentes. Un buen consejo, llegado a este punto, es que el comprador solicite, por escrito, la garantía de que no quedarán deudas pendientes, incluyendo servicios básicos, una vez sea adquirida la propiedad.

5. Mercado

Sucede que, en muchas ocasiones, un inmueble se coloca a la venta por un precio excesivamente elevado que no es acorde a la realidad del sector económico. Para ello, se recomienda buscar información sobre el valor por metro cuadrado, considerando aspectos como el área donde fue construido, el mantenimiento y los posibles arreglos.

Cabe destacar que, a la par, hay que tener cuidado con los precios sumamente bajos que puedan generar sospechas o indicios de que algo no anda bien.

Luego de atender los datos descritos anteriormente, es aconsejable seguir algunas de estas sugerencias:

  • Un proceso de compraventa de una propiedad involucra, siempre y en todos los casos, la presencia de un abogado y un notario oficial. Nunca dejes que alguien intente realizar el proceso sin considerarlos, sería completamente ilegal y, probablemente, implique algún tipo de fraude.

  • Asimismo, se debe elaborar una minuta que incluya la información relacionada al inmueble y a su compraventa. Esta debe ser realizada antes de la preparación de la escritura, ya que debe ser incluida en ella. Luego, antes de autorizar la firma, se exhorta su revisión para comprobar que los datos, que involucran ambas partes, sean correctos.

  • Los recibos o comprobantes de pagos por concepto de contribuciones o cargos deben ser entregados al momento se concretar la escrituración. Acá se incluyen los pago de impuestos de la propiedad, la valorización del IDU o “beneficio local” y administración del edificio donde se encuentra el inmueble (si aplica).

  • No todas las propiedades están en condiciones de ser vendidas, por esa razón, es fundamental, nuevamente, todo lo referente el Certificado de Tradición y Libertad. A través de él, se puede saber si el inmueble posee alguna limitación respecto dominio, traspaso o habitabilidad.

  • En ciertos lugares, se necesitan permisos y planos por concepto de remodelación y construcción. Debido a ello, nunca está de más solicitar los expedientes relacionados a la construcción de la propiedad y las modificaciones que haya podido sufrir. Esto es un acuerdo al que pueden llegar por consenso de ambas partes y de acuerdo a las leyes del territorio, especialmente si son construcciones nuevas o recientes.

Entre los documentos demandados, están:

  • Comprobante de pago del impuesto predial.

  • Paz y salvo de valorización emitido por el IDU o entidades locales.

  • Certificado de Tradición y Libertad del inmueble.

  • Fotocopia de los documentos de identidad de los firmantes u otorgantes.

  • Correspondiente de paz y salvo (si aplica) en el caso de que se presente propiedad horizontal.

  • Poder, certificado de cámara de comercio/ entidad acreditada, o copia del nombramiento decretado judicialmente en caso de que el otorgante sea apoderado, judicial curador o representante legal.

En resumen, se tiene que toda propiedad, sea nueva o usada, debe cumplir con ciertos requisitos que le brinden seguridad al comprador. Estas exigencias están íntimamente ligadas tanto al estado físico del inmueble como a su situación legal y tributaria. *Para efectuar la compraventa de una vivienda, es estrictamente necesario conocer, en detalle, si su documentación está al día, prestando especial atención al pago de impuestos, estatus de los servicios, infraestructura y certificados.